2 3 4 5

¿Qué masaje necesitas?

Shiatsu, quiromasaje, reiki, tailandés, reflexología, masaje en sillas y kinesiología

Shiatsu

Es combinación de las palabras japonesas shi que significa dedo y atsu, presión. Está basado en presiones aplicadas sobre los meridianos o puntos de acupuntura con el fin de equilibrar la energía corporal y promover el movimiento interno que es el que nos ayuda a evitar enfermedades y mejorar la salud.

Todos los que la practican el shiatsu siguen un principio común, la creencia en la energía vital “ki” que fluye en todo el cuerpo a través de los canales o meridianos que conectan con los cinco elementos ( tierra, metal, agua, madera y fuego), con los órganos, los sentidos, las emociones y el Yin y Yang.

El shiatsu se trabaja vestido, sobre un futón, conectando con el aquí y el ahora, es decir que cada shiatsu es una experiencia diferente. Hay diferentes formas de contacto corporal como: presión, rotaciones de articulaciones, estiramientos, conexión con la respiración… Todo ello para re-conectar con la capacidad de auto-curación a través de la conciencia corporal.

El shiatsu puede tratar cualquier malestar e incluso es bueno para las embarazadas a partir del 3 mes ya que es recomendable para la liberación lumbar y las retenciones de líquidos. También a la hora del parto se puede estimular y ayudar a este.

 

Quiromasaje

El término quiromasaje hace referencia al arte y la técnica de una modalidad de masaje. Su etimología procede de la unión de la palabra griega quiros que significa manos y la palabra masaje que significa amasar o presionar suavemente. Se trata de una técnica de tratamiento manual que se aplica sobre la piel y es transmitido mediante la presión mecánica de las manos a los músculos y tejidos del cuerpo.

Se realiza con base de aceite y aceite esencial para potenciar los efectos, ya que la respiración de aromas es otra antigua vía de sanación.

Masaje en silla

El masaje en silla es un tipo de masaje de relajación que se practica sentado en una silla ergonómica de masaje. Las técnicas que se utilizan son varias pero las más comunes son las que derivan del shiatsu. Estas se realizan con presiones palmares, digitales, de codo y antebrazo sobre puntos y meridianos de acupuntura, estiramientos y rotación para dispersar la tensión muscular.

El masaje en silla está especialmente indicado para aquellas personas que necesitan con urgencia descontracturar alguna zona del cuerpo tales como: cuello, cabeza, brazos, manos y espalda y tienen poco tiempo, lo que lo hace ideal para aquellas empresas que quieren cuidar a sus empleados.

Reiki

Reiki es una palabra sánscrita que viene de la unión de las palabras rey, energía universal y ki, energía vital. Es una técnica de canalización y transmisión de energía a través de la imposición de manos, con el objetivo de re-armonizar los planos físico –  orgánico, emocional, mental y espiritual a través de los chakras, que son los centros de energía ubicados en nuestros órganos vitales.

Se utiliza para obtener paz y armonía en todos los aspectos. El Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio se manifieste y sea sanado. También ayuda al crecimiento personal y a la expansión de la conciencia.

Se suele realizar estirado con ropa cómoda sobre una camilla e incluso a la distancia. Muy indicado para aquellas personas que sientan dolor al contacto. No se pueden tratar fracturas de hueso.

Kinesiología

Es la ciencia del movimiento. Es un sistema que utiliza el test muscular como mecanismo de biocomunicación, buscando corregir los posibles desequilibrios entre el cuerpo y la mente que se evalúan a través del nivel de estrés muscular consciente o inconsciente almacenado.

Se puede tratar a través de los movimientos o testaje muscular, llevándolos a su movimiento contrario para comprobar si responden. Los músculos tienen relación  orgánica, de esta forma podemos obtener información de nuestros órganos internos. Otra manera de obtener información es a través de preguntas al cuerpo y un pequeño estiramiento de brazos o piernas. Nuestro cuerpo se convierte en algo parecido a un oráculo, podemos obtener información de todo, desde si hay carencia o exceso de vitaminas, minerales, oligoelementos, encimas, o si hay alguna cicatriz mal cicatrizada. Y poder acceder al origen de las dolencias. Es una técnica ideal para obtener un diagnostico o información.

La kinesología se realiza normalmente estirado con ropa cómoda y sin ningún metal, ya que podría alterar la respuesta del cuerpo.

Reflexología podal

Es una técnica basada en la existencia de puntos reflejos en los pies, que corresponden a los órganos y glándulas de diferentes partes del cuerpo. Durante una sesión de reflexología se trabajan estos puntos mediante presiones y movimientos sistemáticos realizados con los dedos.

Esta técnica se realiza sentado o estirado, con aplicación de aceite o crema y a través de masaje, movilizaciones, estiramientos, presiones conseguimos acceder a los rincones de nuestro cuerpo.

Puede tratar cualquier dolencia tales como: migraña, retención de líquidos, estreñimiento. Tonifica, estimula, relaja los sistemas, órganos, articulaciones del cuerpo humano.